Reglamento de Régimen Interior (Aprobado el 12/11/2008)

 

 

PROFESORES

LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

ALUMNOS

LA CONVIVENCIA  

PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS

LA DISCIPLINA ESCOLAR

 

 


PROFESORES

            Los derechos y deberes de los profesores/as son los propios de los funcionarios/as públicos del Estado recogidos en la Ley de la Función Pública.  Los profesores/as actuarán en la vida académica del Centro teniendo en cuenta los siguientes derechos y deberes dentro de la Comunidad Educativa.

Art. 25.- Derechos fundamentales del profesorado

1.             El derecho fundamental al honor, la dignidad personal, la intimidad personal y familiar.

2.             La libertad de cátedra, dentro del marco de la Constitución, orientándose su ejercicio a la realización de los fines educativos, de conformidad con los principios establecidos en la Legislación Educativa vigente, teniendo en cuenta el modelo educativo del Centro descrito en el preámbulo de este R.R.I. y el Proyecto Educativo del Centro.

3.             A que se respete su integridad física y moral.

4.             A que, de acuerdo con la Constitución, se respeten sus ideas y creencias.

5.             Disponer de los espacios y los recursos humanos, materiales y didácticos necesarios para el buen desarrollo de su actividad docente.

6.             Ejercer las funciones de docencia e investigación haciendo uso de los métodos que consideren más a propósito, dentro de las orientaciones pedagógicas, planes y programas adecuados.

7.             Intervenir en todo aquello que afecte a la vida, actividad y disciplina del Centro a través de los canales reglamentarios.

8.             Ser informados acerca del funcionamiento del Centro a través de sus representantes en el Consejo Escolar, en las competencias que establecen las leyes.

9.             Organizar la marcha cotidiana de sus clases, de acuerdo con las pautas que establecen, en sus respectivas competencias, los Departamentos Didácticos, la Comisión de Coordinación Pedagógica y el Claustro.

10.         Tomar en el acto las medidas que consideren imprescindibles para mantener el normal funcionamiento de la actividad docente, ateniéndose a las disposiciones vigentes de carácter general y a lo señalado en el presente Reglamento de Régimen Interior, sin perjuicio de que posteriormente las faltas y las anomalías puedan ser consideradas por los órganos de gobierno correspondientes.

11.         Convocar reuniones informativas o de carácter pedagógico, sin que se perturbe el normal desarrollo de las actividades docentes y previa comunicación a la Dirección del Centro.

12.         Constituir asociaciones que tengan como finalidad la mejora de la enseñanza y el perfeccionamiento profesional, de acuerdo con las normas vigentes.

 

Art. 26.- Deberes fundamentales del profesorado

1.-Extremar el cumplimiento de las normas éticas que exige su función educativa.

2.-Asegurar de manera permanente su perfeccionamiento científico y pedagógico.

3.-Orientar el ejercicio de su trabajo hacia la realización de los fines educativos establecidos en la Constitución, la legislación vigente, y el presente Proyecto Educativo.

4.-Cumplir su horario personal y de permanencia en el centro.  Cada periodo lectivo tiene una duración de 50 minutos. Durante este tiempo el profesor/a debe permanecer en el aula con sus alumnos/as, excepto por causa justificada; en este caso lo notificará al profesor/a de guardia correspondiente, el cual se hará cargo de dichos alumnos/as.

5.-Cumplir el calendario de actividades docentes establecido en la Programación Anual del Centro, en sus diferentes capítulos, ateniéndose a las leyes que regulan su situación laboral.

 6.-Impartir las enseñanzas de las materias a su cargo de acuerdo con lo programado, desarrollando sus clases y/o actividades en un clima de orden y cordialidad, y adaptando, en lo posible, su actividad docente a las peculiaridades de cada grupo de alumnos/as.

7.-Cooperar y participar en la actividad educativa y de orientación, aportando sus observaciones sobre las condiciones intelectuales y características de los alumnos/as; colaborar en la organización y realización de actividades extraescolares; colaborar con Jefatura de Estudios en el mantenimiento del orden académico y, en general, en todo aquello que afecte a la buena organización y marcha del Centro.

8.-Comunicar las faltas de asistencia del alumnado y las incidencias en clase siguiendo el procedimiento y los plazos establecidos en la organización del Centro y en este R.R.I.

9.-Evaluar objetivamente el rendimiento de los alumnos/as, informando de los resultados a través de los canales establecidos, y atendiendo las reclamaciones que se presenten al respecto, según establece la normativa vigente.

10.-Respetar y hacer respetar los derechos del alumnado y exigir el cumplimiento de sus deberes.

11.-Actualizar su formación profesional y docente para lograr un mejor rendimiento educativo en su actividad docente.

12.-Asistir, previa convocatoria, a las sesiones de Evaluación, de Claustro y de Consejo Escolar (en caso de que se sea representante por el sector de profesorado) y a aquellas reuniones oficiales que hayan sido convocadas reglamentariamente por el órgano competente.

13.-Realizar todas las funciones que sean de su competencia.

14.-Atender a la diversidad del alumnado.

15.-Conocer, cumplir y hacer cumplir este R.R.I.

Art. 27.- En lo referente a cuestiones disciplinarias, los profesores/as, dentro del aula o en el desarrollo de sus actividades complementarias o extraescolares, llevarán a cabo las actuaciones inmediatas previstas en el Decreto 51/2007 de 17 de mayo artículo 35, y en el marco de lo establecido en este Reglamento de Régimen Interior.

 


ALUMNOS

Art. 28- Principios generales

1.-Todos los alumnos/as tienen los mismos derechos y deberes, sin más distinciones, en su forma de ejercicio, que las derivadas de su edad, desarrollo madurativo y del nivel que estén cursando.

2.- Todos los alumnos/as tienen el derecho y el deber de conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, con el fin de formarse  en los valores y principios reconocidos en ellos.

3.- Todos los miembros de la comunidad educativa están obligados al respeto de los derechos que se establecen en el presente decreto. 

4.- El ejercicio de los derechos por parte de los alumnos/as implica el deber correlativo de conocimiento y respeto de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa.

 

Derechos del alumno

Art. 29- Derecho a una formación integral

1.- Todos los alumnos/as tienen derecho a recibir una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad.

2.- Este derecho implica:

a) La formación en el respeto a los derechos y libertades fundamentales y en los principios democráticos de convivencia.

b) Una educación emocional que le permita afrontar adecuadamente las relaciones interpersonales.

c)  La adquisición de habilidades, capacidades y conocimientos que le permitan integrarse personal, laboral y socialmente.

d) El desarrollo de las actividades docentes con fundamento científico y académico.

e) La formación ética y moral.

f) La orientación escolar, personal y profesional que le permita tomar decisiones de acuerdo con sus aptitudes y capacidades. Para ello, la Administración educativa prestará a los Centros los recursos necesarios y promoverá la colaboración con otras administraciones o instituciones.

  Art. 30.- Derecho a ser respetado

 1.      Todos los alumnos/as tienen derecho a que se respeten su identidad, integridad y dignidad personales.

 2.      Este derecho implica:

a)      La protección contra toda agresión física, emocional o moral.

b)      El respeto a la libertad de conciencia y a sus convicciones ideológicas, religiosas o morales.

c)      La disposición en el centro de unas condiciones adecuadas de seguridad e higiene, a través de la adopción de medidas adecuadas de prevención y de actuación.

d)      Un ambiente de convivencia que permita el normal desarrollo de las actividades académicas y fomente el respeto mutuo.

e)      La confidencialidad en sus datos personales sin perjuicio de las comunicaciones necesarias para la Administración  educativa y la obligación que hubiere, en su caso, de informar a la autoridad competente.

 Art. 31 Derecho a ser evaluado objetivamente

 1. Todos los alumnos/as tienen derecho a que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos con objetividad.

 2. Este derecho implica:

a)      Recibir información acerca de los procedimientos, criterios y resultados de la evaluación, de acuerdo con los objetivos y contenidos de la enseñanza.

b)      Obtener aclaraciones del profesorado y, en su caso, efectuar reclamaciones, respecto de los criterios, decisiones y calificaciones obtenidas en las evaluaciones parciales o en finales del curso escolar, en los términos que este Reglamento establece en el artículo 56 apartados 2 y 5. Este derecho podrá ser ejercitado en el caso de alumnos/as menores de edad por sus padres, madres y/o tutores legales.

Art. 32 Derecho a participar en la vida del centro

1.- Todos los alumnos/as tienen derecho a participar en la vida del centro y en su funcionamiento en los términos previstos por la legislación vigente.

2. Este derecho implica:

a) La participación de carácter individual y colectiva mediante el ejercicio de los derechos de reunión, de asociación, a través de las asociaciones de alumnos/as, y de representación en el Centro, a través de sus delegados/as y de sus representantes en el consejo escolar.

b) La posibilidad de manifestar  de forma respetuosa sus opiniones, individual y colectivamente, con libertad, sin perjuicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y del respeto que, de acuerdo con los principios y derechos constitucionales, merecen las personas y las instituciones.

c)      Recibir información sobre las cuestiones propias del centro y de la actividad educativa en general.

d)      El alumnado puede ejercer su derecho a huelga siempre que lo comunique a la Dirección del Centro al menos con 24 horas de antelación y siempre que entregue al tutor/a una autorización expresa firmada por los padres/madres o/y tutores legales en la que se exprese la duración prevista y las reivindicaciones que se hacen, en el mismo plazo indicado de 24 horas.

Art. 33. Derecho a protección social

1.- Todos los alumnos/as tienen derecho a protección social, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente y en el marco de las disponibilidades presupuestarias.

2.- Este derecho implica:

a)      Dotar a los alumnos/as de recursos que compensen las posibles carencias o desventajas de tipo personal, familiar, económico, social o cultural, con especial atención a aquellos que presenten necesidades educativas especiales, que impidan o dificulten el acceso y la permanencia en el sistema educativo.

b)      Establecer las condiciones adecuadas para que los alumnos/as que sufran una adversidad familiar, un accidente o una enfermedad prolongada, no se vean en la imposibilidad de continuar o finalizar los estudios que están cursando.

 

Deberes del alumno

 Art. 34.- Deber de estudiar

1.- Todos los alumnos/as tienen el deber de estudiar y de esforzarse para conseguir el máximo rendimiento académico, según sus capacidades, y el pleno desarrollo de su personalidad.

2.- Este deber implica:

a)      Asistir a clase respetando los horarios establecidos y participar en las actividades académicas programadas.

b)      Realizar las actividades encomendadas por los profesores en el ejercicio de sus funciones docentes, así como seguir sus orientaciones y directrices.

c)      Permanecer en el Centro durante su horario lectivo, con las excepciones que se contemplan en el Artículo 74. El Claustro de profesores/as declina toda responsabilidad sobre los actos, omisiones e incidencias que pueda cometer o recibir un alumno/a cuando éste abandona el Centro sin los oportunos permisos contemplados en el Artículo antes citado.

d)      Atender educadamente las instrucciones del profesorado y del personal de Administración y Servicios en el desempeño de sus funciones, así como a cuantas misiones les encarguen, en el ámbito de su competencia, los componentes del Equipo Directivo y el presente R.R.I.

e)      Comportarse correctamente en las entradas, salidas, cambio de aulas, etc., evitando carreras, gritos y otras manifestaciones molestas.

f)        Cuidar y utilizar correctamente los bienes muebles y las instalaciones del Centro.

g)      Respetar el Proyecto Educativo y el carácter propio del IES “Vega del Pirón” de acuerdo con la legislación vigente.

Art. 35.- Deber de respetar a los demás

 1.- Todos los alumnos/as tienen el deber de respetar a los demás.

 2.- Este deber implica:

a)      Permitir que sus compañeros/as puedan ejercer todos y cada uno de los derechos establecidos en este Decreto.

b)      Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa, y evitar cualquier discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo o cualquier otra circunstancia personal o social.

c)      Demostrar buen trato y respeto a todos los alumnos/as y profesionales que realizan su actividad en el Centro, tanto en lo referido a su persona, como a sus pertenencias.

 Art. 36.- Deber de participar en la vida del Centro

     1.- Todos los alumnos/as tienen el deber de participar en las actividades que configuran la vida del Centro.

     2.- Este deber supone:

a)      Implicarse de forma activa y participar, individual y colectivamente, en las actividades lectivas y complementarias, así como en las entidades y órganos de representación propias de los alumnos.

b)      Respetar y cumplir las decisiones del personal del Centro, en sus ámbitos de responsabilidad, así como de los órganos unipersonales y colegiados, sin perjuicio de hacer valer sus derechos cuando considere que tales decisiones vulneran algunos de ellos.

Art. 37.- Deber de contribuir a mejorar la convivencia en el Centro

    1.- Todos los alumnos/as, siguiendo los cauces establecidos en el Centro, tienen el deber de colaborar en la mejora de convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio y respeto.

    2.- Este deber implica:

a)      Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del Centro, establecidas en este Reglamento.

b)      Participar y colaborar activamente con el resto de personas del Centro para favorecer el desarrollo de las actividades y, en general, la convivencia en el Centro.

c)      Respetar, conservar y utilizar correctamente las instalaciones del Centro y los materiales didácticos.

Art. 38. - Deber de ciudadanía.

 Todos los alumnos/as tienen el deber de conocer y respetar los valores democráticos de nuestra sociedad, expresando sus opiniones respetuosamente.

 


PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS

Los padres, madres, tutores y tutoras del alumnado son los responsables directos de la educación de sus hijos/as y por tanto tienen el derecho y el deber de interesarse por el funcionamiento del centro educativo al que éstos asisten y colaborar en él. Asimismo, como primeros responsables de la educación de sus hijos/as , les corresponde adoptar las medidas necesarias, solicitar la ayuda correspondiente y colaborar con el centro para que su proceso educativo se lleve a cabo de forma adecuada, asistiendo a clase y a las actividades programadas.

 

Art. 45.- Los derechos fundamentales de los padres, madres y/o representantes legales del alumnado del Centro

1.- Los padres, madres y/o o tutores legales, en relación con la educación de sus hijos/as, tienen los derechos reconocidos en el artículo 4.1 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación.

 2.- Participar en el proceso de enseñanza y en el aprendizaje de sus hijos/as, y estar informados sobre su progreso e integración socio-educativa, a través de la información y aclaraciones que puedan solicitar, de las reclamaciones que puedan formular, así como del conocimiento o intervención en las actuaciones de mediación o procesos de acuerdo reeducativo.

 3- Ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación personal, académica y profesional de sus hijos/as, sin perjuicio de la participación señalada en el párrafo anterior, y a solicitar, ante el Consejo Escolar del centro, la revisión de las resoluciones adoptadas por su director frente a conductas de sus hijos/as que perjudiquen gravemente la convivencia.

 4- Participar en la organización, funcionamiento, gobierno y evaluación del centro educativo, a través de su participación en el Consejo Escolar y en la Comisión de Convivencia, y mediante los cauces asociativos que tienen legalmente reconocidos.

 5.- Ser informados del rendimiento, asistencia y comportamiento de su hijo/a, así como de otros asuntos de la vida general del Centro.

 6.- Participar en la vida y gestión del Centro y colaborar en su labor educativa:

 a)  Personalmente, a través de los tutores/as y profesores/as de sus hijos/as y tutelados/as, según el ordenamiento legal vigente y las normas del presente R.R.I.

b)  Colectivamente, mediante su presencia en el Consejo Escolar, según se establece en la LODE, LOGSE y sus reglamentos, y el presente R.R.I.

c)   Asociándose en AMPAs para los fines que el R.D. 1533/86 de 11 de julio (BOE 29 de julio) señala y, en general, a reunirse, asociarse y expresarse en el ámbito del Centro según la Constitución Española.

 7.- Ser recibidos por el Tutor/a, profesores/as y Equipo Directivo en las horas establecidas y tras cita previa para informarse o tratar cualquier asunto relacionado con el proceso educativo de sus hijos/as.

Art. 46.- Los deberes fundamentales de los padres, madres y/o representantes legales del alumnado del Centro

1.- Los padres, madres y/o tutores legales, como primeros responsables de la educación de sus hijos/as, tienen las obligaciones establecidas en el artículo 4.2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio.

 2.- Conocer la evolución del proceso educativo de sus hijos/as , estimularles hacia el estudio e implicarse de manera activa en la mejora de su rendimiento y, en su caso, de su conducta.

 3.- Adoptar las medidas, recursos y condiciones que faciliten a sus hijos/as su asistencia regular a clase así como su progreso escolar.

 4.- Respetar y hacer respetar a sus hijos/as las normas que rigen el centro escolar, las orientaciones educativas del profesorado y colaborar en el fomento del respeto y el pleno ejercicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa.

 5.- Solicitar información al Centro en caso de que las notificaciones no sean recibidas en la forma y en el tiempo previsto.

 6.- Colaborar con el profesorado en todo cuanto implique mejora del rendimiento académico y de la convivencia en el Centro, el respeto a las personas e instalaciones, así como el fomento del ambiente de estudio.

 7.- Inculcar en sus hijos/as o tutorandos el reconocimiento positivo del trabajo que realiza el profesorado en su educación, de tal forma que manifiesten hacia ellos el respeto y la consideración adecuados. 

8.- Acudir al Centro siempre que sea requerida su presencia por algún profesor/a  de su hijo/a o por algún miembro del Equipo Directivo.

 9.- Justificar responsablemente las ausencias de sus hijos/as mediante el impreso que se utiliza para ello en el Centro y que los tutores/as proporcionan a los alumnos/as.

 10.- Velar porque sus hijos/as cumplan las obligaciones establecidas en el presente Reglamento.

  

Art. 47.- Cauces de participación de los padres, madres y representantes legales del alumnado del Centro

Los padres, madres y tutores/as de alumnos/as  participan en la vida del Centro:

1.- A través de sus representantes en el Consejo Escolar.

2.- A través de las asociaciones de padres y madres del alumnado.

3.- Mediante sus relaciones con el Tutor/a, los profesores/as de sus hijos/as y los miembros del   Equipo Directivo.

4.- Mediante las reuniones de padres y madres, y/o tutores/as legales a que sean convocados en el Instituto por el Equipo Directivo o Tutor/a respectivo.

 

 La participación a través de sus representantes en el Consejo Escolar y la participación en las asociaciones de padres y madres de alumnos/as figuran recogidas en la normativa general y otros lugares de este R.R.I.

 

             La entrevista con el Tutor/a y profesores/as tiene como finalidad:

 - Intercambiar información y opiniones sobre la evolución personal y     académica del alumno/a.

- Establecer líneas de actuación comunes.

- Solucionar dificultades.

              Tanto el tutor/a como el resto de profesores/as disponen en su horario de una hora específica de atención a padres, madres y tutores legales. Dicha hora será la que se utilice preferentemente para estas entrevistas, previa comunicación.

 

             La entrevista con el Equipo Directivo tiene como finalidad:

 - Informarse de los aspectos generales y específicos del Centro.

- Solucionar situaciones especiales o aspectos muy determinados.

Art. 48.- Información a los padres y madres y/o representantes legales del alumnado del Centro

1.-Reunión general de padres, madres y/o tutores legales con el tutor/a.

Al comienzo del curso el Equipo Directivo, junto al Jefe del Departamento de Orientación, el Jefe del Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares y el tutor/a, convocará una reunión para todos los que quieran o puedan asistir.  Esta reunión se divide en dos partes:

a)  Primera parte.- Reunión general en la que el Equipo Directivo, el Jefe del Departamento de Orientación y la Jefe del Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares expondrán las líneas de actuación generales que se han planificado para el curso que comienza. En esta asamblea se contestará a cuantas preguntas realicen los asistentes y se tomará nota de las sugerencias e ideas que pudieran surgir para la mejora de la marcha del Centro.

b)  Segunda parte.- Una reunión de los padres, madres y/o tutores legales de cada grupo con el tutor/a en el que éste les expondrá:

- El horario semanal.

- Los nombres de los profesores/as que imparten clase al grupo.

- Las normas de convivencia y de régimen interior del Centro.

- Los aspectos específicos referidos a cada grupo de alumnos/as.

- Los criterios que se aplicarán para determinar la promoción al siguiente curso y, en  el caso de 4º de E.S.O. y 2º de Bachillerato los criterios para la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria y de Bachillerato respectivamente.

2.-Los padres, madres y/o tutores legales podrán ponerse en contacto con el tutor/a y profesores/as siempre que lo deseen en el horario previsto de atención a los mismos.

3.-El tutor/a se pondrá en contacto con los padres, madres y/o tutores legales siempre que lo estime oportuno para asuntos relacionados con la evolución de sus hijos/as en el Instituto.

4.-A través de los documentos de evaluación el tutor/a les comunicará los resultados académicos de los alumnos/as en las distintas áreas, con todo tipo de observaciones que la Junta de Evaluación considere.  En la evaluación final de aquellos alumnos/as de E.S.O. que promocionen con alguna asignatura pendiente, se recibirá, junto al boletín, un informe realizado por los profesores/as de las asignaturas correspondientes donde consten las deficiencias que presenta el alumno/a y las necesidades de recuperación.  Para los alumnos/as que finalicen la E.S.O., junto al boletín aparecerá un informe orientador elaborado por la Junta de Profesores.

5.-Los padres, madres y/o tutores legales podrán ponerse en contacto con el Departamento de Orientación siempre que lo deseen en el horario previsto de atención a los mismos, previa petición de hora.

 


LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

Art. 55.- Evaluación

1.-El curso académico constará de tres evaluaciones, cuyas fechas serán establecidas en el primer Claustro.  Para los alumnos/as de 2º de Bachillerato se tendrá en cuenta, en la evaluación final, el plazo que la Universidad señale para la recepción de las actas de calificación.

 2.-A principios de curso, el Centro deberá hacer públicos los criterios generales sobre evaluación de los aprendizajes y promoción de los alumnos/as con especial referencia a los criterios fijados para la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria.  El Jefe de cada Departamento elaborará la información relativa a la Programación Didáctica (objetivos, contenidos, criterios de evaluación, mínimos exigibles, criterios de calificación, procedimientos de evaluación,...) que dará a conocer a los alumnos/as a través de los profesores/as de las distintas áreas y materias asignadas al Departamento.

 3.-Durante el curso escolar, los profesores/as y, en última instancia, los jefes de departamento como coordinadores de las actividades docentes de los mismos, facilitarán aquellas aclaraciones que, sobre lo establecido en las Programaciones Didácticas, puedan ser solicitadas por los alumnos/as y sus padres, madres y/o tutores legales. Asimismo, atenderán las reclamaciones sobre calificaciones parciales o finales y siempre después de haberlas aclarado previamente con los alumnos/as, según el artículo 46 punto 2 y 5 del presente Reglamento.

4.-Los profesores/as facilitarán a los alumnos/as y a los padres, madres y/o tutores las informaciones que se deriven de los instrumentos de evaluación utilizados para realizar las valoraciones del proceso de aprendizaje.  Cuando la valoración se base en pruebas, ejercicios o trabajos escolares, los alumnos/as tendrán acceso a éstos, revisándolos con el profesor/a.

5.-Los instrumentos de evaluación deberán ser conservados por el profesor/a al menos hasta doce meses después de adoptadas las decisiones y formuladas las correspondientes calificaciones parciales y finales del respectivo curso.

6.-Los representantes del grupo de alumnos/as (delegados/as y subdelegados/as) podrán asistir a la parte de las sesiones de evaluación en la que se traten aspectos generales del curso, exponiendo todas aquellas sugerencias que consideren oportunas.

 7.-A instancias del tutor se podrán convocar las reuniones necesarias del Equipo Educativo de cada grupo.

 8.-La Junta de Evaluación estará formada por todos los profesores/as del grupo y presidida por el tutor/a.  Podrán asistir, asimismo, el Jefe del Departamento de Orientación y el  Jefe de Estudios respectivo.

 

Reclamaciones

Art. 56.- Reclamaciones al Centro.  Procedimiento

 El procedimiento se ajusta a la Orden de 28 de Agosto de 1995 que regula el procedimiento para garantizar el derecho de los alumnos/as de E.S.O. y Bachillerato a que su rendimiento escolar sea evaluado conforme a criterios objetivos.

1.-Los alumnos/as o sus padres, madres y/o tutores legales, podrán solicitar, de profesores/as y tutores/as, cuantas aclaraciones consideren precisas acerca de las valoraciones que se realicen sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos/as, así como sobre las calificaciones o decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.

 2.-  En el supuesto de que, tras las oportunas aclaraciones, exista desacuerdo con la calificación parcial o final obtenida en un área o materia, éste o sus padres o tutores podrán solicitar por escrito la revisión de dicha calificación, en el plazo de 24 horas si es parcial y 48 horas si es final a partir del momento en que se produjo la comunicación. Igualmente el plazo de 48 horas se establecerá si la decisión es sobre la promoción o titulación.

 3.-La solicitud de revisión, que contendrá cuantas alegaciones justifiquen la disconformidad con la calificación parcial o final o con la decisión adoptada, será tramitada a través del Jefe de Estudios, quien la trasladará al Jefe del Departamento Didáctico responsable del área o materia con cuya calificación se manifiesta el desacuerdo, y comunicará tal circunstancia al profesor/a tutor/a.  Cuando el objeto de la revisión sea la decisión de promoción o titulación, el Jefe de Estudios la trasladará al profesor/a tutor/a del alumno/a, como coordinador de la sesión final de evaluación en el que la misma ha sido adoptada.

4.-En el proceso de revisión de la calificación parcial o final obtenida en un área o materia, los profesores/as del departamento contrastarán las actuaciones seguidas en el proceso de evaluación del alumno/a con lo establecido en la Programación Didáctica del Departamento respectivo, contenida en el proyecto curricular de etapa, con especial referencia a:

 a)  Adecuación de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación sobre los que se ha llevado a cabo la evaluación del proceso de aprendizaje del alumno/a, con los recogidos en la correspondiente Programación Didáctica.

 b)  Adecuación de los procedimientos e instrumentos de evaluación aplicados con lo señalado en la Programación Didáctica.

 c)   Correcta aplicación de los criterios de calificación y evaluación establecidos en la Programación Didáctica para la superación de las evaluaciones o en el caso de la calificación final del área o materia.

 5.- En el caso de calificaciones parciales, las reclamaciones se resolverán en la primera reunión de Departamento que se celebre después de acabado el plazo de reclamaciones. En el caso de calificaciones finales, en el primer día lectivo siguiente a aquel en que finalice el plazo de solicitud de revisión, cada Departamento Didáctico procederá al estudio de las solicitudes de revisión y elaborará los correspondientes informes que recojan la descripción de hechos y actuaciones previas que hayan tenido lugar, el análisis realizado conforme a lo establecido en el punto anterior y la decisión adoptada de modificación o ratificación de la calificación final objeto de revisión.

El Jefe de Departamento correspondiente trasladará el informe elaborado a  Jefatura de Estudios, quien comunicará por escrito al alumno/a y a sus padres, madres y/o tutores la decisión razonada de ratificación o modificación de la calificación revisada e informará de la misma al profesor/a tutor/a haciéndole entrega de una copia del escrito cursado.

 6.-En la Educación Secundaria Obligatoria, a la vista del informe elaborado por el Departamento Didáctico, y en función de los criterios de promoción y titulación establecidos con carácter general en el Centro y aplicados al alumno/a, el Jefe de Estudios y el profesor/a tutor/a, como coordinador/a del proceso de evaluación del alumno/a, considerarán la procedencia de reunir en sesión extraordinaria a la Junta de Evaluación, a fin de que ésta, en función de los nuevos datos aportados, valore la necesidad de revisar los acuerdos.

 7.-Cuando la solicitud de revisión tenga por objeto la decisión de promoción o titulación adoptada para un alumno/a de Educación Secundaria Obligatoria por la Junta de Evaluación del grupo al que pertenece, se celebrará, en un plazo máximo de dos días lectivos desde la finalización del período de solicitud de revisión, una reunión extraordinaria de la misma, en la que el conjunto de profesores/as revisará sobre dicha medida a la vista de las alegaciones realizadas.  El profesor/a tutor/a recogerá en el acta de la sesión extraordinaria la descripción de hechos y actuaciones previas que hayan tenido lugar, los puntos principales de las deliberaciones de la Junta de Evaluación y la ratificación o modificación de la decisión objeto de la revisión, razonada conforme a los criterios para la promoción y titulación de los alumnos/as establecidos con carácter general para el Centro en el Proyecto Educativo.

 8.- Jefatura de Estudios comunicará por escrito al alumno/a y a sus padres, madres y/o tutores la ratificación o modificación, razonada, de la decisión de promoción o titulación, lo cual pondrá término al proceso de reclamación.

9.- Si, tras el proceso de revisión procediera la modificación de alguna calificación final, o bien, en el caso de la Educación Secundaria Obligatoria, de la decisión de promoción o titulación adoptada para el alumno, el Secretario/a del centro insertará en las actas y, en su caso, en el expediente académico y en el Libro de Escolaridad o Libro de Calificaciones del alumno/a, la oportuna diligencia que será visada por el Director/a del Centro.

 Art. 57.- Proceso de reclamación de un alumno ante la Dirección Provincial de Educación de Segovia

1.-En el caso de que, tras el proceso de revisión en el Centro, persista el desacuerdo con la calificación final obtenida en un área o materia, el interesado/a, o sus padres o tutores, podrán solicitar por escrito al Director del Centro docente, en el plazo de dos días a partir de la última comunicación del Centro, que eleve la reclamación a la Dirección Provincial de Educación de Segovia perteneciente a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, la cual se tramitará por el procedimiento señalado a continuación.

2.-El Director del Centro docente, en el plazo más breve posible y en todo caso no superior a tres días, remitirá el expediente de la reclamación a la Dirección Provincial.  Dicho expediente incorporará los informes elaborados en el Centro, los instrumentos de evaluación que justifiquen las informaciones acerca del proceso de evaluación del alumno/a, así como, en su caso, las nuevas alegaciones del reclamante y el informe, si procede, del Director/a acerca de las mismas.

3.-En el plazo de quince días a partir de la recepción del expediente, teniendo en cuenta la propuesta incluida en el informe que elabore el Servicio de Inspección Técnica de Educación conforme a lo establecido en el apartado siguiente, el Director Provincial adoptará la resolución pertinente, que será motivada en todo caso, y que se comunicará inmediatamente al Director del Centro para su aplicación y traslado al interesado.  La resolución del Director Provincial pondrá fin a la vía administrativa.

4.-El Servicio de Inspección Técnica de Educación analizará el expediente y las alegaciones que en él se contengan a la vista de la Programación Didáctica del Departamento respectivo contenida en el Proyecto Educativo y emitirá su informe en función de los siguientes criterios:

a)        Adecuación de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación sobre los que se ha llevado a cabo la evaluación del proceso de aprendizaje del alumno/a con los recogidos en la correspondiente Programación Didáctica.

b)        Adecuación de los procedimientos e instrumentos de evaluación aplicados con lo señalado en la Programación Didáctica.

c)        Correcta aplicación de los criterios de calificación y promoción establecidos en la Programación Didáctica para la superación del área o materia.

d)        Cumplimiento por parte del Centro de lo dispuesto en la presente Orden.

El Servicio de Inspección Técnica de Educación podrá solicitar la colaboración de especialistas en las áreas o materias a las que haga referencia la reclamación para la elaboración de su informe, así como solicitar aquellos documentos que considere pertinentes para la resolución del expediente.

5.-En el caso de que la reclamación sea estimada se adoptarán las mismas medidas a las que se refiere el punto duodécimo de dicha Orden. En Educación Secundaria Obligatoria, y a la vista de la resolución adoptada por la Dirección Provincial de Educación, se actuará conforme se establece en el punto noveno.

 


LA CONVIVENCIA  (ver el PLAN DE CONVIVENCIA )

Normas para uso de dependencias e instalaciones

Art. 91.- Fumar en el Instituto.

            Está terminantemente prohibido fumar en todas las dependencias del Centro, incluido el patio, de acuerdo con la normativa vigente al respecto. Si un alumno/a es sorprendido/a fumando en cualquier lugar del Centro, incluido el patio, será sancionado con la modificación temporal del horario lectivo y/o con la elaboración de trabajos académicos de concienciación.

Art. 95.5 No está permitido utilizar o exhibir en el recinto escolar:

       - Teléfonos móviles (para llamadas urgentes se garantiza que los alumnos puedan utilizar el teléfono del Centro).

       - Disc-man, radios de cascos y mp3.

       - Cámaras de fotos, aparatos acústicos o cualquier otro instrumento que pueda perturbar el orden en el aula.

 

     Si se encuentra a una alumno/a con un teléfono móvil o reproductor musical se le retirará el aparato, y se entregará en Jefatura de Estudios hasta que la familia se dé por enterada. Ante la reiteración o, de manera excepcional, tendrá que venir a recogerlo los padres a los que se les solicitará el acceso a los foros informáticos de los que pueda participar su hijo/a y a la tarjeta de memoria.

 

Art. 72.- Normas de convivencia. Relaciones personales.

Se fomentará el sentido del trabajo, de la responsabilidad y de las relaciones interpersonales, procurando:

a).- Mantener un trato respetuoso y digno con todos los miembros de la Comunidad Educativa.

b).- Prestar atención a las normas básicas de educación y relación.

c).- Cuidar el vocabulario en las conversaciones y utilizar un lenguaje que no incluya palabras hirientes, agresivas o inadecuadas a las situaciones o a la debida relación entre personas.

d).- Respetar la integridad física y moral de los demás absteniéndose de enfrentamientos, bromas de mal gusto y novatadas.

e).- Escuchar las sugerencias que, con buenos modales y respetuosamente, se hagan sobre actitudes, relaciones, métodos docentes, etc.

f).- Los alumnos/as deben comportarse correctamente en las entradas, salidas, cambios de aula, etc., evitando carreras, gritos, silbidos y otras manifestaciones molestas.

 g).- Los alumnos/as deben de cuidar la puntualidad. Al toque del timbre procurarán estar ya en su respectiva aula. Entrar en clase después del profesor/a se contabilizará como retraso.

h).- Como muestra de respeto, los alumnos/as deben comportarse correctamente durante las horas de clase, atendiendo, participando en la actividad formativa y evitando molestar a sus compañeros/as. Se prohíbe intervenir desordenadamente, dedicarse a otras actividades (trabajar en otras materias), comer, utilizar móviles y/o auriculares, etc.

i).- No  jugar a las cartas en ninguna dependencia del Centro. A la pelota se podrá jugar solamente en el exterior siempre que no perturbe el funcionamiento del Centro y se respeten las plantas e instalaciones.

j).- No molestar desde las aulas a las personas que circulan por otros espacios del Centro, ni tirar objetos, escupir, llamarles la atención de cualquier manera, etc.

 

Art. 73.- La clase

Los timbres del Instituto tocan una vez,  para salir y  entrar en clase; entre clase y clase  hay cinco minutos, que están destinados a que profesores/as y alumnos/as puedan cambiar de aula. Los alumnos/as esperarán en la clase a que venga su profesor/a. Si el profesor/a tardara en venir deben esperar, “sin armar jaleo” y sin molestar al resto del Centro, a que aparezca el profesor/a de guardia. Si el profesor de guardia no apareciera, el delegado/a del grupo debe ir a preguntar por su profesor/a. El grupo nunca debe actuar sin el consentimiento del profesor/a de guardia o del Jefe de Estudios.

Las clases no comenzarán si el aula no está debidamente limpia y ordenada, y no se da el silencio adecuado.

En el transcurso de la clase los alumnos/as seguirán, en todo momento, las indicaciones del profesor/a. Si se produjera alguna circunstancia que interrumpiera el normal desarrollo de la clase, el profesor/a puede reconducir la situación por alguno de los medios que más adelante se detallan. Es necesario que el alumno/a traiga el material necesario para el seguimiento de la clase (libro, apuntes,…)

Cuando se  esté realizando un examen ningún alumno/a podrá salir del aula hasta que haya concluido el periodo lectivo.

 

 Art. 74.- Faltas de asistencia de alumnos

1.- La asistencia a clase es un deber del alumno/a, y como tal es obligatoria.

2.- El profesorado pondrá las faltas o retrasos del alumnado en el libro de aula, y el tutor/a a través del Programa IES Fácil, con una periodicidad semanal. Para realizar esta tarea el profesorado dispondrá de sus horas complementarias.

3.- Las faltas de asistencia se justifican a través de un impreso. La mera firma del padre, madre y/o tutor/a en el justificante, no tiene por qué suponer necesariamente que el alumno/a haya faltado justificadamente a clase. En caso necesario el tutor/a podrá pedir el justificante del médico o lugar donde se haya estado. El justificante se presentará al profesor/a, y en todos  casos se entregará al tutor/a para control de las faltas. Existen modelos de justificantes de falta en las conserjerías.

    En las jornadas finales de trimestre y curso al alumnado tiene las mismas obligaciones de asistencia a clase y de participación como en cualquier otro día.

4.- A principio de cada mes, todas las familias recibirán, a través de los alumnos/as, su extracto mensual de faltas de asistencia, así como de los retrasos, del mes anterior. Asimismo, las familias cuyos hijos/as superen un 20% de faltas recibirán, vía correo certificado, notificación de Jefatura de Estudios de esta circunstancia, según dicta el protocolo de conductas absentistas establecido por la Dirección Provincial de Educación.

5.- La comunicación de faltas tiene como objetivo fundamental que sean conocidas por los padres, madres y/o tutores legales.

6- Se considerará que un alumno/a  es absentista si tiene más de un 25% de faltas de asistencia sin justificar en un mes. Ello puede acarrear la pérdida del derecho a la evaluación continua.

 

 Art. 78.- Actividades Extraescolares. Reglamento de actividades complementarias y extraescolares.

 Excursiones.

1.- El objeto de las excursiones que organiza el Instituto no es proporcionar diversión a los alumnos/as, sino completar su formación en aspectos que no se pueden atender dentro del Centro. Partiendo de este principio se entiende mejor que las excursiones no deben ser el momento para relajar las normas de conducta que se exigen a cualquier alumno.

2.-Las actividades complementarias y extraescolares se conciben como complemento de los contenidos de las diversas áreas o materias; por ello serán planificadas por los distintos departamentos, recogiéndolas en su programación, y coordinadas por el departamento de actividades complementarias y extraescolares que las incluirá en la Programación General Anual. Es preceptiva su aprobación  por el Claustro y el Consejo Escolar.

3.- La inclusión de una actividad en la P.G.A garantiza una mejor distribución de las actividades por cursos y grupos a lo largo del año.

 4.- Cuando por la naturaleza de la actividad, su oportunidad o circunstancias de otra índole se proponga una actividad no incluida en la PGA deberá ser conocida y aprobada por la Comisión de Coordinación Pedagógica. En todo caso,  su propuesta se hará con la antelación  suficiente como para que todos los departamentos estén informados de la misma.

 5.- En relación con las actividades complementarias, los Departamentos Didácticos pueden incluir en sus programaciones el carácter obligatorio de alguna de éstas, necesarias para la consecución de los objetivos de la asignatura.

 6.- El número de alumnos/as inscritos, la opinión de los profesores/as afectados por la falta de un determinado número de alumnos/as y el modo en que eso afecta al funcionamiento de las clases ordinarias deberá ser considerado en el momento de aprobar una actividad de carácter extraescolar. La asistencia a las actividades complementarias y/o extraescolares debe tener carácter académico. El hecho de no participar en las mismas, no autoriza a ausentarse del centro. En todo caso, será la Dirección del Centro la que decida en última instancia si se realiza o no la actividad.

 7.- Los alumnos/as que no participen en las actividades extraescolares serán atendidos por sus profesores/as correspondientes o por los profesores/as de guardia y, en todo caso, siempre deberá preverse una alternativa para dichos alumnos/as.

 8.- El  profesor/a procurará, en el diseño de las actividades escolares de esos días, que los alumnos/as que estén realizando una actividad extraescolar no vean afectado severamente su progreso escolar. En cualquier caso, en actividades no esenciales y que por sus características afecten a un número limitado de alumnos/as de un grupo, podrá continuar el desarrollo ordinario de la programación, siendo responsabilidad del alumno/a acceder a los contenidos impartidos en esos días.

9.- Determinadas faltas a las normas de convivencia del Centro pueden ser sancionadas con la suspensión del derecho a participar en actividades extraescolares.

10.- Se podrán realizar actividades en horario no lectivo siempre que haya un grupo de alumnos/as interesado en las mismas y un profesor/a, al menos, que se haga cargo de la actividad.

11.- En el planteamiento de las actividades y viajes se tenderá a:

 -         Que sean de carácter nivelar.

-         Que vaya un profesor especialista, al menos.

-         Que haya, al menos, un profesor/a por cada 20 alumnos/as, y dos por autobús.

-         Que cuando las posibilidades de organización de una excursión lo permita, se planifique para grupos reducidos de alumnos/as, en torno a quince, ya que de este modo la comunicación con el profesor/a es más fluida, y el aprovechamiento de los alumnos/as es mayor.

12.- A la hora de programar actividades han de tenerse en cuenta los periodos de evaluación, a fin de evitar trastornos al resto del profesorado y al alumnado.

13.- Se considera inhábil para programar excursiones el mes de mayo para los alumnos/as de 2º de Bachillerato, y el mes de junio para el resto. En ambos casos hasta la finalización del período de exámenes.

14.- Los viajes de estudio, en cuya organización participe el Instituto y ocupen días de clase, contemplarán siempre un carácter cultural, que debe ser apreciado como tal por el Consejo Escolar del Instituto.

15.- Toda actividad que implique una salida de las dependencias del Instituto deberá ser autorizada por la familia del alumno/a mediante su firma en el documento que, al efecto, les entregará el Instituto.

16.- El Departamento de Actividades Extraescolares procurará la coordinación con la AMPA del Instituto, con el fin de recoger inquietudes e intereses para trabajar conjuntamente en la organización de diferentes actividades.

17.- Como las actividades extraescolares pueden tener un carácter obligatorio,  para preservar este carácter, el Instituto puede articular una política de subvenciones o becas que permita a los alumnos/as con menor capacidad económica asistir sin ningún tipo de problemas.

18.- Toda actividad extraescolar organizada por el Centro se ajustará a las siguientes normas generales:

 -         Figurará en la PGA o habrá sido presentada con antelación suficiente para su conocimiento y aprobación por el CE o la Comisión correspondiente.

-         Se entregará con una antelación mínima de una semana una ficha de datos en Jefatura de Estudios para que se puedan adoptar las medidas organizativas y de publicidad necesarias.

-         Se entenderá que un alumno/a está efectivamente inscrito cuando haya abonado el coste de la actividad y entregado la autorización familiar.

-         Sólo cuando por causa de fuerza mayor un alumno/a no pudiera asistir a una actividad previamente pagada, podrá recuperar la parte del importe de la actividad que el Instituto no hubiera abonado o comprometido todavía (entradas a espectáculos o museos por ejemplo). Será preciso para ello solicitarlo a la Dirección del Instituto adjuntando las justificaciones correspondientes.

-         Al finalizar la actividad, los profesores/as informarán de su desarrollo. Si se considera de interés se entregará una memoria más o menos extensa.

 

Art.96. Uso del transporte escolar.

En este apartado se seguirá el Protocolo Común para el transporte escolar en Segovia   dado por la Dirección Provincial aprobado con empresas y directores de centros (verano de 2007). En resumen indica:

 

1-     Bases comunes:

a)- El autobús escolar es una continuación del centro; por este motivo se deben respetar  las normas de convivencia como si estuvieras en el centro, y respetar las recomendaciones del conductor. Cualquier conducta contraria a la convivencia o falta de respeto al conductor, requerirá la aplicación del R.R.I. y de la normativa de convivencia y, en su caso, la sanción correspondiente.

b)- La seguridad es lo más importante. Por ello, se deben cumplir las recomendaciones.

 2-     Normas básicas:

 a)- Cada alumno/a tendrá su carné de transportado, y habrá un listado de los alumnos/as transportados por cada ruta. En su caso, la empresa puede asignar una butaca o asiento a cada alumno, que se hará responsable de los desperfectos, si se producen.

b)- El alumno/a debe ir sentado siempre.

c)- El Centro podrá establecer la existencia de alumnos/as “ayudantes” para cada ruta, que velaran un poco por el buen comportamiento, y darán parte de las incidencias.

d)- Las empresas deberán evitar los retrasos tanto de entrada como de salida.

 3-     Otras normas de comportamiento y recomendaciones.

 a)- Se deben obedecer las órdenes del conductor.

b)- Presenta tu carné si te lo pide el conductor.

c)- Permanece debidamente sentado en tu butaca o asiento. Eres responsable de los destrozos de tu asiento.

d)- No comas ni bebas en el autobús.

e)- Recuerda siempre: debes colaborar con tu buen comportamiento a la seguridad del viaje.

 


LA DISCIPLINA ESCOLAR

Disposiciones generales

Art. 98- Calificación de las conductas que perturban la convivencia y tipos de corrección.

1.- Las conductas de los alumnos/as perturbadoras de la convivencia en el centro podrán ser calificadas como:

 a)      Conductas contrarias a las normas de convivencia del centro.

 b)      Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro, que serán calificadas como faltas.

 2.- El tipo de corrección de las conductas recogidas en el apartado anterior podrá ser:

 a) Actuaciones inmediatas: aplicables a todas las conductas que perturban la convivencia en el centro, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 35 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo, con el objetivo principal del cese de conducta. Serán llevadas a cabo por cualquier profesor/a del Centro en un momento determinado, quien las comunicará al alumno/a y al tutor/a para que, si se estima, se informe a la familia. Entre ellas están: amonestación verbal, revisión de actitud, cambio de lugar en la clase, exclusión  del aula bajo el control directo del profesor/a, realización de tareas académicas en horarios de recreo o en su domicilio, amonestación escrita, información a Jefatura de Estudios.

 b) Medidas posteriores: una vez desarrolladas las actuaciones inmediatas, y en función de las características de la conducta, se podrán adoptar además las siguientes medidas:

 1.- Medidas de corrección en el caso de conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro, de conformidad con el artículo 38 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo, tal como aparece en el articulado correspondiente.

 2.- Mediación y procesos de acuerdo reeducativo según los artículos 41-47 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo.

 3.- Apertura de procedimientos sancionadores, en el caso de conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del Centro, de conformidad con capítulo V del Decreto 51/2007 de 17 de mayo.

 

Art. 99 .-  Criterios para la aplicación de las actuaciones correctoras.

1.- La Comunidad Educativa y en especial el profesorado ante las conductas de los alumnos/as perturbadoras de la convivencia en el Centro, aplicará las correcciones, que, en su caso, corresponda.

2.- Los alumnos/as no pueden ser privados del ejercicio de su derecho a la educación y de su derecho a la escolaridad.

3.- En ningún caso se llevarán a cabo correcciones que menoscaben la integridad física o la dignidad personal del alumno/a.

4.- Las correcciones que sea preciso aplicar tendrán carácter educativo y supondrán, en primera instancia, la actuación inmediata y directa del profesor/a sobre la conducta del alumno/a afectado, pudiendo ir seguidas de medidas posteriores.

5.- Las correcciones deberán guardar la adecuada proporcionalidad con la naturaleza de las conductas perturbadoras y deberán contribuir a mantener y mejorar el proceso educativo del alumno/a.

6.- En las correcciones deberá tenerse en cuenta el nivel académico y la edad del alumno/a, así como las circunstancias personales, familiares o sociales que puedan haber incidido en la aparición de la conducta perturbadora.

7.- La calificación de la conducta perturbadora del alumno/a y el desarrollo de las actuaciones inmediatas determinará la adopción de medidas de corrección o la apertura de procedimiento sancionador.

8.- Las medidas de corrección que se lleven a cabo sobre las conductas de incumplimiento del deber de estudio durante el desarrollo de la clase, dificultando la actuación del profesorado y del resto de alumnos/as (artículo 37.1.e del Decreto 51/2007 de 17 de mayo), y que, dada su reiteración, pudieran ser consideradas como conductas disruptivas en el ámbito escolar, deberán ir acompañadas por las actuaciones de ajuste curricular y las estrategias de trabajo que se estimen por parte del profesorado.

9.- El director del Centro, de acuerdo con las normas establecidas en este R.R.I. comprobará si, a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria, la inasistencia a clase de los alumnos/as, por decisión colectiva, se ajusta a lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985 de 3 de julio reguladora del Derecho a la Educación. Así mismo, adoptará las medidas necesarias para que esta situación no repercuta en el rendimiento de los alumnos/as y garantizará el derecho de aquellos que no deseen secundar las decisiones sobre la asistencia a clase a  permanecer en el centro debidamente atendidos.

 

 Art. 100 .- Ámbito de las conductas a corregir.

 1.- La facultad  de llevar a cabo actuaciones correctoras sobre las conductas perturbadoras de la convivencia se extenderá a las ocurridas dentro del recinto escolar en horario lectivo, durante la realización de actividades complementarias o extraescolares o en  el transporte escolar.

 2.- También podrán llevarse a cabo actuaciones correctoras en relación con aquellas conductas de los alumnos/as que, aunque se realicen fuera del recinto escolar, estén directa o indirectamente relacionadas con la vida escolar y afecten a algún miembro de la comunidad educativa. Todo ello sin perjuicio de la obligación de poner en conocimiento de las autoridades competentes dichas conductas y de que pudieran ser sancionadas por otros órganos o administraciones en el ámbito de sus respectivas competencias.

 

 Art. 101.-Gradación de las medidas correctoras y de las sanciones.

 1.- A efectos de la gradación de las mediadas de corrección de las sanciones, se consideran circunstancias que atenúan la responsabilidad:

a)      - El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta, así como la petición de excusas y la reparación espontánea del daño producido ya sea físico o moral.

b)      - La falta de intencionalidad.

c)      – El carácter ocasional de la conducta

d)      – Cuando no sea posible un acuerdo de mediación por causas ajenas al alumno infractor o por negativa expresa del alumno perjudicado (artículo 44.4 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo)

e)      – Otras circunstancias de carácter personal que puedan incidir en su conducta.

2.- A los mismos efectos se consideran circunstancias que agravan la responsabilidad:

a).- La premeditación.

b).- La reiteración.

c).- La incitación o estímulo a la actuación individual o colectiva lesiva de los derechos de los demás miembros de la comunidad educativa.

d).- La alarma social causada por las conductas perturbadoras de la convivencia, con especial atención a aquellos actos que presenten características de acoso o intimidación a otro alumno/a.

e).- La gravedad de los perjuicios causados al Centro o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

f).- La publicidad o jactancia de conductas perturbadoras de la convivencia a través de aparatos electrónicos u otros medios.

g).- El causar daño, injuria u ofensa a los compañeros/as de menor edad o recién incorporados al Centro.

h).- Las circunstancias que supongan ejercicio de discriminación por razones de nacimiento, raza, sexo, capacidad económica, nivel social, consideraciones políticas, morales o religiosas, así como por discapacidades físicas sensoriales y psíquicas o cualquier otra condición o circunstancia diferenciadora.

3.- En el caso de que concurran circunstancia atenuantes y agravantes ambas podrán compensarse, a través de la participación en Programas Educativos ofertados por el Centro (Aprendiendo a aprender; Si necesitas algo aquí me tienes; …) o cualquier otra actividad promovida por el Centro y con el conocimiento del Consejo Escolar.

4.- Cuando la reiteración se concreta en el incumplimiento del deber de estudio durante el desarrollo de la clase dificultando la actuación del profesorado y del resto de los alumnos/as, las medidas a llevar a cabo sobre dicha conducta, deberán contemplar la existencia, en su caso, de programas específicos sobre las mismas.

 

Art. 102.-Responsabilidad por daños.

1.- Los alumnos/as que individual o colectivamente causen daños de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del centro o a su material, así como a los bienes y pertenencias de cualquier miembro de la comunidad educativa, quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste económico de su reparación, en los términos previstos en la legislación vigente.

2.- Los alumnos/as que sustrajeren bienes del centro o de cualquier otro miembro de la comunidad educativa, deberán restituir lo sustraído, de acuerdo con la legislación vigente, sin perjuicio de la corrección a que hubiere lugar.

3.- Los padres, madres y/o tutores legales del alumno/a serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.

 

 Art. 103- Coordinación interinstitucional.

1.- De acuerdo con la disposición adicional vigésimo tercera de la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación, para una mayor precisión y eficacia de las actuaciones correctoras, los Centros podrán recavar los informes que se estimen necesarios acerca de las circunstancias  personales, familiares o sociales del alumno/a a los padres, madres y/o tutores legales, o, en su caso, a las Instituciones Públicas competentes.

2.- En los casos que, una vez llevada a cabo la corrección oportuna, el alumno/a siga presentando reiteradamente conducta perturbadoras para la convivencia en el Centro, éste dará traslado, previa comunicación a los padres, madres y/o tutores legales en el caso de menores de edad, a las Instituciones Públicas del ámbito sanitario, social o de otro tipo, de la necesidad de adoptar medidas dirigidas a modificar aquellas circunstancias personales, familiares o sociales del alumno/a que puedan ser determinantes de la aparición de dichas conductas.

3.- En aquellas actuaciones y medidas de corrección en las que el Centro reclame la implicación directa de los padres, madres y/o tutores legales del alumno/a y éstos la rechacen de forma expresa, el Centro pondrá en conocimiento de las Instituciones Públicas competentes los hechos, con el fin de que adopten las medidas oportunas para garantizar los derechos del alumno/a contenidos en el Capítulo II del Título I y el cumplimiento de los deberes recogidos en el artículo 17.2, con especial atención en su contenido en la letra a).

 

Actuaciones inmediatas

Art. 104- Actuaciones Inmediatas

1.- Las actuaciones inmediatas tienen como objetivo el cese de la conducta perturbadora de la convivencia, sin perjuicio de su calificación como conducta contraria a las normas de convivencia o gravemente perjudicial para la convivencia en el Centro, al objeto de aplicar las medidas posteriores previstas en el art. 29.2.b) del Decreto 51/2007 de 17 de mayo.

2.- Con carácter inmediato a la conducta de un alumno/a que perturbe la convivencia en el Centro, el profesor/a llevará a cabo una o varias de las siguientes actuaciones:

a) Amonestación pública o privada.

b) Exigencia de petición pública o privada de disculpas.

c)- Posibilidad de excluirle del aula, y permanecer en el pasillo a la vista del profesor/a.

d) Suspensión del derecho a permanecer en el lugar donde se esté llevando a cabo una actividad lectiva o complementaria. En este caso el profesor/a asignará una tarea al alumno/a quién deberá acudir acompañado del Delegado/a del curso a la aula de alumnos/as y presentarse al profesor/a de guardia. Éste   tomará nota de la situación y se hará cargo de él. Posteriormente comunicará al profesor/a correspondiente la asistencia al aula del alumno/a y su comportamiento. La incidencia será reflejada en el  documento que se ha elaborado para tal efecto. Esta medida llevará aparejada un parte de disciplina.

e) Realización de trabajos específicos en períodos de recreo u horario no lectivo, en este caso con permanencia o no en el Centro.

 Art. 105- Competencia

 1.- Las actuaciones inmediatas serán llevadas a cabo por cualquier profesor/a del Centro dado su carácter directo e inmediato a la conducta perturbadora.

 2.- El profesor/a comunicará las actuaciones inmediatas llevadas a cabo al tutor/a del alumno/a, que será quien, de acuerdo con la Dirección del Centro, determinará la oportunidad de informar a la familia del alumno/a. Así mismo, dará traslado al Jefe de Estudios, en su caso, tanto de las actuaciones que se especifican en el art. 35.2.c) del Decreto 51/2007 de 17 de mayo (recogido en el art. 104 de este RRI) como de aquellas actuaciones en las que las características de la conducta perturbadora, su evolución, una vez llevada a cabo la actuación inmediata, y la posible calificación posterior, lo hagan necesario. El procedimiento de comunicación será el que se establece en este Reglamento de Régimen Interior del Centro.

 

Conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro

Art. 106- Conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro

1.- Se considerarán conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro las siguientes:

a)      Cualquier manifestación expresa contrarias a los valores y derechos democráticos legalmente establecidos o cualquier acción que atente contra la libertad moral, religiosa, convicciones políticas, nivel social, capacidad económica, raza, sexo, razón de nacimiento o discriminación por discapacidades físicas o psíquicas…

b)      Las acciones de desconsideración, imposición de criterio, amenaza, insulto y falta de respeto, en general, a los miembros de la Comunidad Educativa, siempre que no sean calificadas como faltas.

c)      La falta de puntualidad o asistencia a clase, cuando no esté debidamente justificada.

d)      La incorrección en la presencia, motivada por la falta de aseo personal o en la indumentaria, que pudiera provocar una alteración en la actividad del Centro, tomando en consideración, en todo caso, factores culturales o familiares.

e)      El incumplimiento del deber de estudio durante el desarrollo de la clase, dificultando la actuación del profesorado y del resto de alumnos/as.

f)        El deterioro de las dependencias del Centro, de su material o de pertenencias de otros alumnos, realizado de forma negligente o intencionada.

g)      La utilización inadecuada de aparatos electrónicos, telefonía móvil, o lo señalado en el artículo 95.5., que están prohibidos.

h)      Cualquier otra incorrección que altere el normal desarrollo de la actividad escolar y no constituya falta, es decir, que no sea calificada como conducta gravemente perjudicial para la convivencia en el centro.

i)    Copiar en los exámenes por lo supone para los demás alumnos/as y profesorado, como una falta de respeto y puede suponer de injusticia.

 

Art. 107- Medidas de corrección a las conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro.

Art. 107- Medidas de corrección a las conductas contrarias a las normas de convivencia del Centro.

1.- Las medidas de corrección que se pueden adoptar en el caso de las conductas contrarias a las normas de convivencia en el Centro son las siguientes:

        a)- Como medidas preventivas: aviso oral o apercibimiento.

        b)- Amonestación escrita.La amonestación por escrito se hará mediante el “parte de incidencias” que se convierte en el instrumento más ágil de corrección de estas conductas. El parte de incidencias consiste en una reprensión por escrito, que cualquier profesor, el Jefe de Estudios o los ordenanzas, mediante comunicación a la Jefatura, hacen a un determinado alumno cuando comete una falta de comportamiento que no basta con corregir de forma  meramente verbal. De este parte queda copia en la Jefatura de Estudios, y el original se manda por correo a la familia del alumno.

Las incidencias pueden acumularse, y tienen distintas modalidades (ver artículo 98.2): apercibimientos orales y/o escritos, amonestaciones,... Dependiendo de la gravedad de los hechos así podrá ser la sanción aplicada, según se especifica a continuación.

El procedimiento para la modificación temporal del horario lectivo será el legislado en el Decreto 51/2007 de 17 de mayo.                       

         b)- Modificación temporal del horario lectivo, tanto en la referente a la entrada y salida del Centro, como al período de permanencia en él, por un plazo máximo de 15 días lectivos.

         c)- Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del Centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del Centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa por un máximo de 5 días lectivos.        

         d)- Realización de tareas de apoyo a otros alumnos y profesores por un máximo de 15 días lectivos.

         e)- Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares del Centro por un período máximo de 15 días.

         f)-  Cambio de grupo del alumno por un máximo de 15 días lectivos.

         g)- Suspensión del derecho de asistir a determinadas clases por un período no superior a 5 días lectivos. Durante dicho período quedará garantizada la permanencia del alumno en el Centro, llevando a cabo las tareas académicas que se le encomienden.

         h)- Las medidas que el profesor tome como consecuencia de copiar un examen.

2.- Para la aplicación de estas medidas de corrección, salvo la prevista en el apartado 1.a), será preceptiva la audiencia al alumno y a sus padres o tutores legales en caso de ser menor de edad. Así mismo se comunicará formalmente su adopción.

 

Art. 108- Competencia:

La competencia para la aplicación de las medidas previstas en el art. 107 de este RRI corresponde al Director/a del Centro, pudiendo éste delegar en el Jefe de Estudios, en el tutor docente del alumno/a o en la Comisión de Convivencia, en su caso, según prevé el art. 22.2.b) del Decreto 51/2007 de 17 de mayo.

 

Art. 109- Régimen de prescripción

Las conductas contrarias a las normas de convivencia en el Centro prescribirán en el plazo de 30 días, contado a partir de la fecha de su comisión. Asimismo, las medidas correctoras impuestas por estas conductas, prescribirán en el plazo de 30 días desde su imposición.

 

Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro

 

Art. 110- Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro

Se considerarán conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro y, por ello, calificadas como faltas, las siguientes:

a)- La falta de respeto, indisciplina, acoso, amenaza y agresión verbal o física, directa o indirecta al profesorado, a cualquier miembro de la Comunidad Educativa y, en general, a todas aquellas personas que desarrollan su prestación de servicios en el Centro Educativo.

b)- Las vejaciones o humillaciones a cualquier miembro de la Comunidad Educativa, particularmente aquellas que tengan una implicación de género, sexual, racial o xenófoba o se realicen contra el alumnado más vulnerable por sus características personales, sociales o educativas.

c)- La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos o material académico.

d)- Los daños graves, causados por uso indebido o intencionadamente, en los locales, material o documentos del centro o en los bienes de otros miembros de la comunidad educativa.

e)- Las actuaciones y las  incitaciones a actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la Comunidad Educativa del Centro.

f)      - La reiteración en la comisión de conductas contrarias a las normas de convivencia en el Centro.

Art. 111.- Sanciones.

Las sanciones que pueden imponerse por la comisión de las faltas previstas en el artículo anterior (art. 48 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo) son las siguientes:

         a)- Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del Centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones del material del Centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa. Dichas tareas no podrán tener una duración inferior a 6 días lectivos ni superior a 15 días lectivos.

         b)- Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares del Centro por un período superior a 15 días lectivos e inferior a 30 días lectivos.

         c)- Cambio de grupo del alumno/a durante un período comprendido entre 16 días lectivos y la finalización del curso escolar.

         d)- Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o a todas ellas, por un período superior a 5 días e inferior a 30 días lectivos, sin que eso comporte la pérdida del derecho a la evaluación continua y entregando al alumno un programa de trabajo para dicho período, con los procedimientos de seguimiento y control oportunos, con el fin de garantizar dicho derecho.

         e)- Cambio de Centro.

 

Art. 112- Incoación del Expediente Sancionador

1.- Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro, sólo podrán ser sancionadas previa tramitación del correspondiente procedimiento.

2.- El procedimiento se iniciará de oficio mediante acuerdo del Director/a del Centro, a iniciativa propia o a propuesta de cualquier miembro de la Comunidad Educativa, en un plazo no superior a 2 días lectivos desde el conocimiento de los hechos.

3.- La incoación de los procedimientos sancionadores se formalizará con el siguiente contenido:

a)- Hechos que motivan el expediente, fecha en la que tuvieron lugar, conducta gravemente perjudicial para la convivencia cometida y disposiciones vulneradas.

b)- Identificación del alumno/a o alumnos/as presuntamente responsables.

c)- Nombramiento de un instructor/a y, en su caso, cuando la complejidad del expediente así lo requiera, de un secretario/a. Tanto el nombramiento del instructor/a como el del secretario recaerá en el personal docente del Centro, estando ambos sometidos al régimen de abstención y recusación establecido en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. El acuerdo de incoación contendrá una expresa referencia al régimen de recusación.

d)- En su caso, la posibilidad de acogerse a los procesos para la resolución de conflictos recogidos en los art. 80 al 85 de este Reglamento para la resolución de conflictos mediante la mediación en los procesos de acuerdo reeducativo.

4.- La incoación del procedimiento se comunicará al instructor/a y, si lo hubiere, al secretario/a, y simultáneamente se notificará al alumno/a y a sus padres, madres y/o tutores legales, cuando éste sea menor de edad. Asimismo, se comunicará, en su caso, a quien haya propuesto su incoación y al Inspector/a de Educación del Centro, a quien se mantendrá informado de su tramitación.

 

Art. 113- Medidas cautelares

1.- Por propia iniciativa o a propuesta del instructor/a, el Director/a del Centro podrá adoptar motivadamente las medidas cautelares de carácter provisional que sean necesarias para garantizar el normal desarrollo de la actividad del Centro y asegurar la eficacia de la resolución final que pudiera recaer. Las medidas cautelares podrán consistir en el cambio temporal de grupo, o en la suspensión temporal de la asistencia a determinadas clases, actividades complementarias o extraescolares o al propio Centro.

2.- El período máximo de duración de estas medidas será de 5 días lectivos. El tiempo que haya permanecido el alumno/a sujeto a la medida cautelar se descontará, en su caso, de la sanción a cumplir.

3.- Las medidas cautelares adoptadas serán notificadas al alumno/a, y, si éste es menor de edad, a sus padres, madres y/o tutores legales. El Director/a podrá revocar, en cualquier momento, estas medidas.

 

Art. 114- Instrucción.

1.- El instructor/a, desde el momento en el que se le notifique su nombramiento, llevará a cabo las actuaciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos y la determinación de las responsabilidades, formulando, en el plazo de 3 días lectivos, un pliego de cargos que contendrá los siguientes extremos:

a)- Determinación de los hechos que se le imputan al alumno/a de forma clara y concreta.

b)- Identificación del alumno/a o alumnos/as presuntamente responsables.

c)- Sanciones aplicables.

2.- El pliego de cargos se notificará al alumno/a y a sus padres, madres y/o representantes legales si aquél fuere menor, concediéndole un plazo de 2 días lectivos para alegar cuanto estime oportuno y proponer la práctica de las pruebas que a la defensa de sus derechos o deberes convenga. Si el instructor/a acordara la apertura de período probatorio, éste tendrá una duración no superior a 2 días.

3.- Concluida la instrucción del expediente, el instructor redactará en el plazo de 2 días lectivos la propuesta de resolución bien proponiendo la declaración de no existencia de infracción o responsabilidad sobre los hechos bien apreciando su existencia, en cuyo caso, la propuesta de resolución contendrá los siguientes extremos:

a)- Hechos que se consideren probados y pruebas que lo han acreditado.

b)- Calificación de la conducta o conductas perturbadoras en el marco del presente Reglamento (según el Decreto 51/2007 de 17 de mayo).

c)- Alumno/a o alumnos/as que se consideren presuntamente responsables.

d)- Sanción aplicable entre las previstas en el art. 49 del Decreto 51/2007 de 17 de  Mayo y valoración de la responsabilidad del alumno/a, con especificación, si procede, de que las circunstancias la agravan o atenúen.

e)- Especificación de la competencia del Director/a para resolver.

4.- El instructor/a, acompañado del profesor/a tutor/a, dará audiencia al alumno/a, y si es menor, también a sus padres, madres y/o representantes legales, para comunicarles la propuesta de resolución y ponerles de manifiesto el expediente, concediéndoles un plazo de 2 días lectivos para formular alegaciones y presentar los documentos que estimen pertinentes.

5.- Recibidas por el instructor/a las alegaciones y documentos o transcurrido el plazo de audiencia, elevará todo el expediente al órgano competente para adoptar su resolución final.

 

Art. 115- Resolución.

1.- Corresponde al Director/a del Centro, en el plazo máximo de 2 días lectivos desde la recepción del expediente, la resolución del procedimiento sancionador.

2.- La resolución debe contener los hechos imputados al alumno/a, la falta que tales hechos constituyen y disposición que la tipifica, la sanción que se impone y los recursos que cabe interponer contra ella.

3.- La resolución se notificará al alumno/a y, en su caso, a sus padres, madres y/o representantes legales, y al miembro de la Comunidad Educativa que instó la iniciación del expediente, en un plazo máximo de 20 días lectivos desde la fecha de inicio del procedimiento.

4.- Esta resolución, de conformidad con los dispuesto en el art. 127.f) de la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación, será comunicada al Claustro y al Consejo Escolar del Centro quien, a instancia de padres, madres y/o tutores legales, podrá revisar la decisión adoptada y proponer, en su caso, las medidas oportunas, en el plazo máximo de 5 días lectivos.

5.- Contra la resolución se podrá presentar recurso de alzada ante la Dirección Provincial de Educación correspondiente en los términos previstos en los art. 114 y siguientes de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre.

6.- La resolución no será ejecutiva hasta que se haya resuelto el correspondiente recurso o haya transcurrido el plazo para su interposición. No obstante, en la resolución se podrán adoptar las medidas cautelares precisas para garantizar su eficacia en tanto no sea ejecutiva.

 

Art. 116- Régimen de prescripción

Las faltas tipificadas en el art. 48 del Decreto 51/2007 de 17 de mayo prescribirán en el plazo de 90 días contados a partir de la fecha de su comisión. Asimismo, las sanciones impuestas por estas conductas prescribirán en el plazo de 90 días desde su imposición.