Cuando pensaba en España antes de venir, pensaba en toros, flamenco y sol. España es todas estas cosas y muchas más. La gente en España es muy amable y abierta.  En Canadá la gente es simpática pero aquí en España es aun más. La cultura es increíble! A mi me gusta todo.

              Toda esta experiencia ha sido muy buena. Esto cambia mi vida. Ahora yo puedo mirar al mundo de otra forma. El mundo es más grande de lo que pensaba y este tiene más oportunidades.

              Cuando estaba en mi estancia, yo fui a París, a la Granja, a Madrid, por supuesto a Segovia, a Cuellar, y al norte de España en el camino de Santiago. Todo ha sido increíble y bonito!

              Mi familia aquí ha sido muy amable y muy buena. Yo quiero volver alguna vez para visitar España. Tengo muchas experiencias en España. Algunas son las fiestas, aprender a bailar sevillanas.

    No quiero volver a Canadá. Voy a echar de menos España porque merece la pena.

              Muchas gracias a todos para hacerme a mí parte de sus vidas y de sus pueblos.

Adiós España, y voy a volver otra vez.

 

LONDON WHITE


 

 

 

Mi experiencia en España fue algo que nunca voy a olvidar. Me encanta viajar a lugares diferentes y fue mejor viajar a un lugar donde puedo usar el idioma.

 

Toda mi vida estudié español y lo he usado durante un tiempo muy amplio y eso es un gran lujo. Tengo mucha suerte de poder haber ido a muchos sitios en España y ver su cultura. Es un país muy bonito, con historia, gente maja, y lugares para todos los gustos. Yo fui a Madrid y vi el arte, a Segovia y vi la historia, y fui a Santander y disfruté la playa. Todas esas experiencias son cosas que voy a recordar durante toda mi vida, y que podré contar a mis hijos.

 

Una cosa que voy a echar de menos es la gente. En España son muy simpáticas y cuando he tenido dudas al hablar ellos me han ayudado. Mi español mejoró al estar aquí y ahora tengo más confianza en él. Venir de un programa bilingüe, como vengo yo, no es nada comparado con una experiencia real.

 

También voy a echar de menos la comida, porque es muy diferente. Creo que nunca voy a comer esta comida de nuevo en mi vida, pero lo voy a intentar.

Cuando regrese a Canadá, voy a cocinar unos platos típicos de aquí, como tortilla de patata y croquetas para mi familia. En España, tuve la oportunidad de conocer unos amigos muy buenos que voy a tener para toda mi vida. Las Canadienses, London y Rachael han sido muy buen apoyo durante todas las vacaciones y vamos a hablar mucho cuando volvamos a Canadá. No creo que en el resto de mi vida puedo imaginar que vaya a tener una experiencia tan buena, educativa, o tan difícil. Es una cosa que seguro que no voy a olvidar.

Espero poder regresar un día con mi familia y enseñarlos todo que he visto en este gran país.

 

SUMMER KAVAN


 

 

             Mi experiencia aquí en España ha sido genial. Estoy muy agradecida por tener esta familia aquí. Sin ellos mi experiencia sería muy diferente. Ellos me hicieron parte de su familia y siempre hicieron que yo estuviera contenta. Me han mostrado todo sobre la vida en España y me han llevado a muchos sitios en España para conocer. Aquí las familias son muy cercanas y hay muchas reuniones, como cenas y cumples. A mi me gustan mucho. Me sugiere que podría pasar más tiempo con mi familia en Canadá. 

           La gente aquí es muy amable, aquí todo el mundo dice hola a cualquiera cuando pasean. Todo el mundo me ha dado bienvenida y si yo no entendía algo ellos me ayudaban. 

           Vivir en un pueblo para mi es muy diferente porque, yo vivo en una ciudad en Canadá  Creo que me gusta más la vida del pueblo porque toda la gente conoce a todos, y son amigos. Pero yo también me gusta vivir en una ciudad, ya que hay más cosas que hacer.

            Las fiestas voy  a echar de menos. Las fiestas aquí son muchas más divertidas que en Canadá  Aquí hay un montón de celebraciones y cada una es distinta. Por otro lado, en Canadá no podemos entrar en un bar hasta tener 18 años, las fiestas siempre son en las casas. En un bar o por la calle es mucho mejor y hay más gente junta. 

            Una cosa que me sorprendió fue cuando yo iba caminando con mi amiga y vimos una lengua de vaca, un estomago, y una cabeza de oveja colgando de una ventana de una tienda. Yo tuve miedo. También yo pensaba que la comida aquí era casi igual que Canadá  pero no es así. Es muy diferente y aquí coméis mucha más carne y pan, y siempre la comida se fríe en aceite. Yo he probado muchas cosas que normalmente no comería.

            He hecho muchos amigos aquí y no los olvidaré nunca. Este intercambio me dio más de lo que esperaba. Ahora yo tengo una hermana nueva. Tengo mucha suerte de tener a Marta como mi amiga y reconozco que ha hecho de esta experiencia algo importante. Siempre voy a recordar esta experiencia.

            

 RACHAEL LEIS

 

                                                             VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL